Get the look: La La Land

La La Land ha sido el gran éxito cinematográfico de los últimos meses y si los pronósticos no fallan será la gran triunfadora de los premios Oscar esta semana en los que ha batido records con 14 nominaciones. Junto con la música uno de los elementos clave de la cinta es el vestuario

La La Land ha sido el gran éxito cinematográfico de los últimos meses y si los pronósticos no fallan será la gran triunfadora de los premios Oscar esta semana en los que ha batido records con 14 nominaciones. Y es que ¿a quién no ha conquistado esta historia de amor y sueños por cumplir presentada como un musical clásico y protagonizada por Ryan Gossling y Emma Stone?.

Junto con la música uno de los elementos clave de la cinta es el vestuario. Sencillo, sin ser especialmente llamativo pero de líneas clásicas y muy pensadas, Mary Zophres, diseñadora del vestuario de la película, cuenta que se inspiró en grandes actrices como Grace Kelly, Catherine Deneuve o Ingrid Berman y que tomo referencias de películas como “Casablanca” y “Bailando bajo la lluvia” para conseguir dar un aire romántico, vintage y a la vez actual al vestuario de Mia, la protagonista.

Funcionalidad y color fueron dos aspectos muy importantes que se tuvieron en cuenta a la hora de diseñar el vestuario. Funcionalidad porque los números musicales requerían movimiento de los tejidos para que fueran espectaculares y color para expresar las emociones y diferentes momentos del filme. Es por ello que cuando comienza la historia Mia viste con colores más llamativos para ir pasando a tonos neutros y un vestuario más sobrio a medida que van pasando los años y alcanza la madurez.

Si hay un vestido icónico en la película este es el vestido amarillo protagonista del cartel de la cinta y de una de las principales escenas de la película.

Hemos querido hacer nuestra propia versión del look para que también nosotras podamos sentirnos protagonistas de nuestra bonita historia. Para ello hemos elegido vestido de Zara amarillo con corte a la cintura y hombros al aire con mucho vuelo y caída, resulta un vestido muy femenino y atemporal.

Los zapatos de Krack, tipo merceditas, con tacón cuadrado. Clásicos con hebilla son perfectos para poder bailar durante horas.

A la hora de complementar el look nos hemos decantado por piezas pequeñas y sencillas que aporten un toque de color. Es el caso de la cartera de Misako y la pulsera de Parfois que también puedes utilizar como collar. Y como remate al look un pequeño colgante de Bijou Brigitte para darle un toque de brillo al cuello.