Looks de verano para lucir en la ciudad

Aunque el bikini, los pareos, el short vaquero y los tops semi-transparentes conformen el uniforme de verano, hay looks perfectos que no puedes relacionar con la playa.

Somos muchos los que tenemos vacaciones de forma puntual y no podemos ir a la oficina o a dar un paseo vestidos con poca ropa o tejidos excesivamente livianos. Por eso queremos dejarte algunas pautas para que sepas qué looks de verano puedes lucir en la ciudad. Y no te deprimas por no poder ir en bikini todo el día, piensa que tu vida es como un capítulo de Sexo en Nueva York y disfruta de ese momento en el que tienes que arreglarte para salir a la calle.

El primer outfit del que te queremos hablar es sencillo. Sólo tienes que elegir un vestido largo, a poder ser con flores, que es uno de esos estampados que no pasan de moda y que ahora con los últimos coletazos del verano y la llegada del otoño, se está convirtiendo en un imprescindible. Intenta que los tejidos que escojas sean vaporosos y que la falda además de llegar hasta el suelo, no sea ceñida, tienes que parecer Carrie Bradshaw dando una vuelta por la gran manzana. Combínalo con unos tacones anchos, no muy altos, el pelo recogido en un moño deshecho, un cinturón con hebilla dorada o plateada, y mini-accesorios que adornen tus muñecas y cuello.

El segundo outfit es mucho más informal. Seguramente Miranda lo ha llevado en más de una ocasión, porque si por algo se caracteriza la pelirroja de la serie es por ese toque minimalista pero atrevido. Apuesta por una camisa de estampado geométrico o un vestido por encima de la rodilla. Combínalo con unos pendientes grandes, levántate 15 minutos antes para hacerte los smoky eyes en tonos marrones y apuesta por unos mocasines cómodos pero que te hagan sentir poderosa. ¡Ciao tacones!

El tercer outfit posiblemente lo luciría Charlotte. Ahora que tan de moda se han puesto los conjuntos de dos piezas con el mismo estampado, elige el que más te guste. Si está compuesto por falda más blusa, la historiadora del arte de Nueva York seguramente se rendiría a tus pies. Déjate el pelo suelto, escoge unos pendientes pequeños pero que a la vez llamen la atención, saca la gargantilla de tu joyero y póntela, y no te olvides de llevar tacones. Unos stilettos serán perfectos.

El cuarto look es el más explosivo, porque sólo podría lucirlo la maravillosa Samantha. Escoge un top pegado con cuello halter en blanco o crudo, combínalo con una falda lápiz con abertura trasera, los tacones son completamente esenciales. Unas gafas de sol de pantalla grande y unos pendientes largos dorados, ¡et voilà!

Posts relacionados