Protectores solares: manual de uso

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobra protectores y cremas solares.

Es un hecho, el verano ya está aquí. Es importante que aunque no vayamos a tomar el sol, protejamos nuestra piel, y que lo hagamos aún más si vamos a hacerlo.

Te contamos todo lo que debes tener en cuenta sobra protectores y cremas solares.

¿Qué factor de protección deberíamos usar?

El factor de protección solar (FPS) mínimo debería ser de 30, especialmente en el rostro pero también en el cuerpo. Las personas con piel clara o los primeros días de exposición solar el factor recomendado es de 50.

Lo que hace el FPS es aumentar la capacidad de protección de la piel, de tal forma que si utilizo un factor de protección 30 en teoría el solar aumenta por 30 el tiempo que puedo estar al sol sin quemarme.

¿Cuándo debo aplicármelo?

Siempre, aunque no vaya a ir ni a la playa ni a la piscina e incluso en los días nublados. Los protectores solares deben usarse todos los días.

Lo ideal es echárselo 20-30 minutos antes de la exposición al sol.

¿En que tengo que fijarme a la hora de comprar una crema de protección solar?

Es importante que nos proteja no sólo de los rayos UVB, responsables de las quemadura de la piel, sino también de los UVA que penetran hasta las capas más profundas de la piel generando radicales libres que pueden ser causa de un envejecimiento prematuro de la piel.

¿Qué cantidad tengo que usar?

No escatimemos. La medida aproximada –aunque todo depende de la textura que usemos-, es de unos 30 ml (un vaso de chupito) para el cuerpo y una cuchara de te para el rostro.

¿Tengo que volver a echarme crema a lo largo del día?

Si, cada 2 o 3 horas al menos. Los baños en el agua, al secarte con la toalla, al evaporarse con el aire van eliminando la crema cuyos efectos además tienen como hemos comentado un tiempo limitado.

¿En el caso del rostro, en que orden tengo que aplicar el protector?

Después de tu tratamiento habitual, serúm, hidratante…El protector es lo último que se utiliza para no restar propiedades a los otros productos y proteger bien la piel delicada del rostro.

Y por último, un truco para que la espalda no se quede sin crema en el caso de que no haya nadie que pueda ayudarte a echarla. Aplica la crema en el dorso de tu mano en lugar de la palma,   y extiéndela por la espalda con esa parte de la mano, eso hará que puedas llegar a las partes de la espalda que de otra forma no es posible.

En la foto de Izquierda a derecha y de arriba abajo en el sentido de las agujas del reloj: Protección antimanchas de Anne Möller de venta en Perfumerías Primor. Solar Protect Spray de Kiko Milano. Anthelios XL de La Roche Possay de venta en Perfumerías Primor. Delial Clear Protect transparente de venta en Eroski.