Renueva tus prendas con las rebajas

Hay que aprovechar las REBAJAS para renovar los básicos de invierno o incluso adquirir alguna prenda capricho

Hay que aprovechar las REBAJAS para renovar los básicos de invierno o incluso adquirir alguna prenda capricho, pero antes… sin miedo ni contemplaciones y con mucha objetividad entra en tu armario y haz limpieza. Comienza el nuevo año mirando cómo se acumulan las prendas en las baldas de tu armario, ocupan mucho espacio y no tienes intención de ponértelas, siempre decimos “por si…” pero al final pasan las temporadas y no las usas.

Te damos unos consejillos para que de una forma ordenada y lógica consigas esa renovación inteligente, ya que aún queda mucho tiempo para ponernos bufanda y abrigos.

  1. Busca un día libre, en el que puedas tener tiempo y hacerlo con calma.

Vacía por completo tu armario,  sobre la cama o en suelo, te sorprenderá el volumen total de ropa, complementos y accesorios que acumulas

  1. Observa la masa de prendas y clasifícalas en dos grupos.

En uno coloca aquellas prendas que seguro vas a utilizar. No hace falta ser un adivino para esta selección,  aquellas que te has puesto en los últimos meses ira en el primer montón, En el segundo aquellas que  acumulan telarañas mientras aguardan su momento, te acuerdas de aquella camisa rosa que la compraste con muchas ganas y no encuentras el momento de ponértela, o bien aquel pantalón negro que te lo has puesto tantas veces que ya no te lo pones porque se trasparenta de tanto lavarlo.

  1. No vayas con el segundo montón directo al contenedor,

Haz una segunda selección, elimina lo que está en mal estado y con el resto haz un paquete, seguro que a alguna asociación le vendrá bien para ayudar a otras personas.  Ese vestido que ya no encaja en tu estilo quizá sea la pieza perfecta para otra persona.

  1. Tu armario está listo para acoger las prendas que han superado el proceso 

Aprovecha que se encuentra vacío para organizarlo de una manera práctica que ya puede ser por tipos de pieza (camisas, pantalones, faldas…), colores para facilitar posibles combinaciones, estilos (para la oficina, casual, más elegante…) Mientras has estado con la selección seguro que habrás caído en la cuenta de que hay prendas que las tienes repetidas o has echado en falta algo que no tienes, apúntatelo para tenerlo en cuenta y sal de compras. Te lo has ganado!!