Esta primavera-verano, vestirás de amarillo

Asociado a los rayos de sol, la alegría y el optimismo, este va a ser el color más deseado de toda la temporada. Es, sin duda, el color tendencia del 2018.

Asociado a los rayos de sol, la alegría y el optimismo, este va a ser el color más deseado de toda la temporada. Es, sin duda, el color tendencia del 2018 y todas las grandes firmas lo han presentado en sus desfiles.

 

No siempre es fácil de combinar, pero teniendo en cuenta estos sencillos tips, podrás apuntarte a la tendencia y salir triunfadora.

 

Hemos elegido, el tono mostaza para este total look de la campaña de primavera/verano 2018 de pantalón y top de Pull & Bear. Poco más hace falta en un estilismo con tanta fuerza, al que tan solo hemos añadido un collar y un bolso estampados en colores naranjas y fucsias, los dos de Parfois.

El pañuelo, una de las piezas comodín de la temporada, es de Parfois; y las gafas, de Stradivarius.

02_img_004

Busca tu tono

El amarillo tiene muchas tonalidades, así que busca el matiz de amarillo que mejor le siente a tu rostro porque dependiendo de esto, puede aportar luminosidad y frescura o hacer que parezcas cansada.

 

El tono mostaza y los ocres, son sin duda los tonos más favorecedores dentro de los amarillos, además de más elegantes y menos llamativos.

 

Lo vemos en esta sofisticada y elegante combinación de americana blanca y pantalón amarillo, todo de Zara. El top de punto y rayas marineras es de Amichi.

Para hacer el look más urbano, hemos añadido gorra azul clarito de Bershka. Completamos el look con pendientes de aro de Parfois. 

02_img_003 

Combínalo con azul claro

El azul contrarresta la potencia del amarillo, por lo que hace de la mezcla una combinación muy acertada.

 

También funciona muy bien la combinación con el color blanco y otros tonos neutros (nude, azul marino…), no por más sencillas, son menos favorecedoras.

 

Tan sencillo como incorporarlo en un accesorio como este bolso de Parfois.

El top estampado es de Bershka y combina a la perfección con el pantalón blanco de Zara.

 

02_img_001

 

Incorpóralo a tus complementos

La manera más sencilla y segura de incorporar el amarillo a nuestro look es hacerlo en los accesorios. Un bolso, un cinturón son dos buenísimas opciones. También el calzado.

 

Lo que debemos tener en cuenta es que toda la atención se dirigirá a la parte del cuerpo donde esté el complemento. Si no te gustan, por ejemplo, tus orejas, evita utilizar unos pendientes amarillos, y a la inversa, úsalo en aquellas zonas que quieras resaltar.