Farnis: Los bolsos de lujo de origen extremeño

No son aptos para cualquier bolsillo (los precios van de los 700 a los 5.000 €) y están fabricados en piel de vacuno, de pitón, anguila, ternera y de ante de cordero.

No son aptos para cualquier bolsillo (los precios van de los 700 a los 5.000 €) y están fabricados en piel de vacuno, de pitón, anguila, ternera y de ante de cordero. Una joven pareja de Almendralejo son los fundadores de esta firma cuyos bolsos están inspirados en la construcción de edificios.

Él arquitecto, ella trabajó como supervisora de las sedes de la villa olímpica en Londres pero un día decidieron apostar por convertirse en empresarios y sacar al mercado el que hacía ya tiempo venía siendo su sueño.

Cuenta Carlos, director creativo de la marca, que fue paseando por Rabat (Marruecos) donde se fijó en los bolsos de las mujeres de cierta clase social y se dio cuenta de que todos eran muy similares.  Esta inquietud le llevó a estudiar patronaje y de ahí comenzó a crear bocetos.

8 de esos esbozos forman la colección de Farnis (http://farnis.com/es/) atemporal, al margen de modas, solo al servicio del lujo, la exclusividad, la calidad de los materiales y la elaboración artesanal. Así lo demuestra que el interior de todos los bolsos sea de piel de otomán italiano y que las cremalleras lleven un baño de oro de 24 quilates. Negro, verde esmeralda, blanco, los colores clásicos predominan en los diferentes modelos.

En cuanto al diseño, volúmenes y formas arquitectónicas reproducidas en pequeña escala son el patrón de estas pequeñas construcciones de las que ya fueron advertidos por los artesanos de Ubrique –lugar donde se fabrican- de la complejidad de su creación. De 3 a 5 días son necesarios para acabar cada uno de los bolsos.

Por el momento la venta de estas joyas se realiza exclusivamente online, aunque ya han organizado algunas ventas privadas especiales en Madrid y Sotogrande.