¿Por qué es recomendable comer ajo negro?

Es uno de los alimentos de moda, pero ¿sabemos el porqué?

Es uno de los alimentos de moda, pero ¿sabemos el porqué? En el Centro Comercial Ruta de la Plata nos hemos propuesto descubrirlo.

El ajo negro es una evolución del ajo tradicional, pero sometido a una temperatura y humedad constantes durante un largo período de tiempo a través de un proceso totalmente natural. Esto hace que su textura, sabor y consistencia se transformen, y lo que es más importante, le proporciona unas propiedades muy beneficiosas para nuestra salud.

ajo_negro

El ajo negro tiene una textura gelatinosa, que hace que se pueda untar, por ejemplo, en unas tostadas o podamos comerlo directamente. Además es un producto muy versátil en la cocina, por lo que es fácil incorporarlo a nuestra dieta habitual.

Esta versión, además de compartir los beneficios habituales del ajo normal –como su capacidad para ser un antibiótico natural y hacer frente a resfriados y otras infecciones- suma otras.

Por ejemplo, contiene 5 veces más polifenoles que el blanco, lo que supone un gran poder antioxidante y la capacidad de frenar la acción de los radicales libres. Además es rico en vitamina C y flavonoides, lo que le convierte en un importante estimulador del sistema inmunitario.

Por si fuera poco, también ayuda a regular la tensión arterial, a hacer frente al colesterol malo, a mejorar el funcionamiento del hígado, estimula el tránsito intestinal y mejora los dolores musculares.

ajo_negro2

Además, es un buen energizante natural, por lo que tomarlo regularmente nos dará energía para hacer frentenuestro día a día.

¿Cómo lo tomamos? Como hemos comentado, el ajo negro es indicado para el desayuno, en tostadas o directamente. También podemos consumirlo antes de hacer deporte.

La única recomendación es no tomarlo por la noche, pues su efecto enérgico puede darnos problemas a la hora de conciliar el sueño.