¡Sí, se puede! Cómo salir del gym con la melena perfecta!

Aunque cueste creerlo, es posible: se puede evitar que el sudor se quede en nuestro cabello durante el entrenamiento

Aunque cueste creerlo, es posible: se puede evitar que el sudor se quede en nuestro cabello durante el entrenamiento, e incluso cuidarlo. En el Centro Comercial Ruta de la Plata os contamos la manera.

El primero de ellos es utilizar una cinta de pelo específica para el ejercicio físico, están pensadas para atrapar el sudor, y lo mismo si colocamos una toalla alrededor de los hombros, y la pasamos por el cabello cuando sudemos.

Décimas

Cinta de pelo de Décimas

La clave está en evitar tocarnos mucho nuestra melena con las manos mientras hacemos ejercicio. Este gesto hace que se nos ensucie el cabello, por eso, el uso de la toalla nos vendrá genial para poder lucir nuestra melena (casi) impecable a la salida.

Otra manera de mantener nuestro melena a raya es echar mano de la laca de pelo. Sí, la de toda la vida, de esta forma, evitamos que se manche y se enrede y hacemos que nuestro pelo luzca estupendo con un ligero y simple cepillado.

Primor

Elnett Laca Fuerte se micro-vaporiza sobre nuestro cabello. No apelmaza ni deja el pelo rígido y podemos encontrarla en Primor

Otra opción, con la que además estaremos haciendo mucho bien a nuestro pelo, es cubrirlo con aceite capilar y recogerlo en un moño o coleta, todo un tratamiento intensivo en el que lo único a tener en cuenta es enjabonarlo un par de veces para eliminarlo bien.

gym

Una vez que hayamos terminado nuestra sesión de deporte, dos serán nuestros grandes aliados para lucir melena sin necesidad de lavarnos el pelo.

El primero de ellos, el champú en seco, que aplicaremos sobretodo en las raíces de la parte de delante del cabello y en la nuca, donde pueden acumularse las gotas de sudor y hacer que el pelo quede más húmedo.

Como este producto necesita un poco de tiempo para actuar, lo suyo es que lo apliquemos y nos recojamos el cabello en un moño. Así hará su efecto y evitaremos restos blancos para lucir la melena perfecta al terminar.

El segundo de nuestros aliados es el secador. Pasárnoslo por el cuero cabelludo, nos secará el sudor y nos permitirá peinarlo después. Para ello, lo más efectivo es echar la cabeza hacia delante y secar la raíz. ¡Listas para salir a la calle a comernos el mundo a golpe de melena!