#SÚMATEALROSA: ALIMENTOS CONTRA EL CÁNCER

Uno de los factores importante a la hora disminuir el riesgo de padecer un cáncer de mama es junto con otros hábitos cuidar lo que comemos.

No son pocos los estudios que han demostrado que ciertos alimentos impiden o retrasan la formación de células cancerígenas.

 

Cada año el día 19 de Octubre se celebra el Día Mundial de Lucha contra el Cáncer de Mama que tiene como fin recordar el apoyo de la sociedad en la batalla que supone esta enfermedad. Por ello el Centro Comercial Ruta de la Plata se une a esta causa durante todo el mes de Octubre.

 

Como comentábamos antes, hay ciertos factores que pueden si no prevenir si al menos reducir la posibilidad de sufrir esta dolencia. Toma nota de esta lista de alimentos que tienen en común el ser ricos en antioxidantes e intenta introducirlos en tu dieta habitual.

 

Legumbres. Todas las legumbres tienen un alto contenido en fibra y su consumo puede ser positivo para combatir los tumores de mama y colón. Entre todas las legumbres destacan las lentejas por su alto contenido en antioxidantes.

 

Frutos rojos. Fresas, frambuesas, moras, cerezas…los frutos rojos son ricos en flavonoides, unos pigmentos naturales que protegen al organismo.

Destacan los arándanos  que contienen además ácido clorogénico y tienen propiedades antiinflamatorias.

 

Brócoli. Se cree que  el sulforafano, (sustancia presente en esta verdura) podría inhibir varios tipos de cáncer bloqueando el proceso degenerativo de las células en sus etapas iniciales.

 

Ajo. Hay estudios que argumentan que algunos de sus componentes retardan el crecimiento de células cancerígenas.

 

Té Verde. Con múltiples beneficios se distingue por dos de sus compuestos: los polifenoles y las catequinas. Hay investigaciones que demuestran que las mujeres que viven frecuentemente esta infusión son menos propensas a desarrollar un cáncer de pecho.

 

Setas. Ricas en betaglucanos además de estimular el sistema inmunitario contienen selenio que contribuye a disminuir el riesgo de padecer la enfermedad.

 

Espinacas. El poder anticancerígeno de las espinacas reside en su contenido en betacaroteno y luteína, dos potentes antioxidantes.

 

Tomate. El licopeno y la tomatina evitan la evolución de la degeneración celular.