El truco definitivo para que tus Converse vuelvan a ser blancas

Todo lo que necesitas es fácil de conseguir, igual que el proceso para hacerlo.

No es la primera vez que os lo contamos en el Centro Comercial Ruta de la Plata, desde hace unos años, estas zapatillas se han convertido en el imprescindible para todo. Pero, mantenerlas blancas cuando suelen enfrentarse al trote diario, conciertos y paseos varios, no es tarea fácil.

Hace unos meses, una chica de Texas, revolucionaba Twitter al contar su truco para dejar sus Converse usadas y llenas de suciedad como recién compradas. ¿Lo mejor? todo lo que necesitas es fácil de conseguir, igual que el proceso para hacerlo.

chica_twiter

Solamente necesitamos 1 parte de bicarbonato por 1,5 partes de detergente. También podemos sustituir el detergente por vinagre.

Lo primero de todo es quitar los cordones para poder limpiar bien las zapatillas. Podemos lavar los cordones por separado, o cambiarlos por unos nuevos si se diera el caso ya que es complicado que los cordones queden tan limpios después de lavarlos como las zapatillas.

Puedes encontrar tus Converse blancas en Krack en el Centro Comercial Ruta de la Plata.

CONVERSE-KrackCHUCK-TAYLOR-ALL-STAR---OX

Realizamos un primer enjuague a las zapatillas con agua fría. Después realizamos la mezcla en un vaso o tazón, hasta que se forme una especie de pasta.

Frotamos esta mezcla con un cepillo de dientes viejo por todos los recovecos del calzado y dejamos actuar durante un tiempo.

Para enjuagar, metemos en la lavadora para un aclarado normal sin detergente ni lejía y dejamos secar al aire. A ser posible, al sol y aplicamos polvos talco para reforzar el efecto blanqueador. Nunca usamos secadora, esto podría deformar nuestras zapatillas.

Además del bicarbonato, otras sustancias que te sorprenderán son también muy útiles para dejar tus zapatillas como nuevas son: quitaesmalte, pasta dental (a ser posible con bicarbonato), limón y alcohol. Todas ellas se pueden utilizar de la misma manera, frotando con un cepillo de dientes viejo con un poco de paciencia, tus Converse, lucirán como nuevas.

¡A estrenar zapatillas!